Nosotros

Me llamo Gabriel Ortiz tengo 25 años y soy de Asunción, capital de Paraguay. Estoy casado con Rosa y tenemos una hija, Milena, que es la alegría de la casa.

Siempre sentí gran afecto hacia los animales. Mis primeros contactos con ellos fueron en la casa de mi abuela. Allí había patos y un gato blanco y negro. Abuela me compraba pollitos y estos fueron mis primeras mascotas. Luego vino Garfield, un gato de color anaranjado. Cuando mis padres se mudaron a su casa propia le tuvimos a Elim, un pastor alemán. Después vinieron Lana, que vivió con nosotros más de 12 años, Jacky y Blaky, hija y nieta de Lana respectivamente. Pero aparte de los perros tuve otras mascotas como hansters, tortugas, ranas y un guacamayo llamado Pirú.

Cuando tenía 9 años quise domesticar una rana poniéndola en la pecera y, en la ingenuidad e inocencia de un niño, pensaba que podía tenerla en cautiverio dándole moscas para su alimento. La pobre no sobrevivió. Lloré durante varios días. Recordando esto, me di cuenta de que siempre tuve gran afecto y sensibilidad hacia las mascotas.

Después de un tiempo vino a casa un pastor alemán hembra llamada Osa, que está loca de remate. Hasta hoy día nos salta y lastima con sus uñas,  es celosa y solo quiere que se la mime a ella.

Hace unos años cuando vivía aún con mis padres conocí una raza que no era común en nuestro país. Papá trajo un perro totalmente blanco, parecía un pastor alemán pero con un aspecto más lobezno. Fue asi como vino “Lobo”. Lo primero que se nos ocurrió decir fue que era "albino". Tiempo después me informé de que NO ES ALBINO, ES BLANCO. Resultó que ese "pastor blanco" era conocido como Pastor Blanco Suizo por la Federación Cinológica Internacional (FCI).

Desde ese momento me interesé por este perro y empecé a investigar en internet. El problema fue que no encontré nada en mi país. Sin embargo si  había en Argentina, Uruguay, Brasil, Chile y también en Europa.

Lo que mas quería en ese momento era una cachorra y poder de a poco, con paciencia y el transurso del tiempo, poder ser el primer criadero en Paraguay, asi que comencé a contactar con los criaderos de Argentina preguntando las características de la raza. Fue mucho mi entusiasmo y al fin lo conseguí. Entonces pedí que me manden a la ciudad de Formosa, desde donde fui a buscarla.

Fue asi como vino la mascota de Milena. El nombre de la perrita es Nienna y proveniente del criadero Vom Eis ubicado en Buenos Aires. Es una perrita de pelo corto registrada, muy feliz, atenta y muy juguetona. Desde el primer día se apegó a mi. A donde iba me seguía y estaba atenta a todo lo que hacía. 

Ella es hija del multicampeón Rex Scatle, de origen brasilero y la campeona argentina Arma Blanca Vom Eis.

Es asi como empieza el proyecto que tenemos en familia, el de tener nuestro criadero de estos mágnificos bichos aqui en Paraguay, pero todo a su tiempo, con mucha paciencia y cariño estamos empezando este divertido derrotero hacia la crianza del Pastor Blanco Suizo.


Debo dar gracias a Dios por la oportunidad brindada, a mi esposa Rosa por brindarme su apoyo incondicional en todo momento, a mi nenita Milena por ser hoy el motivo de mi felicidad.