Alimentación de nuestra mascota

La buena alimentación de nuestra mascota es fundamental para que pueda tener un buen desarrollo físico. Esto también mejorará en gran parte, la calidad de vida de nuestro amigo.

Hoy en día existen cientos de marcas de alimentos para mascotas que podemos elegir en los supermercados y veterinarias. Pero partamos, como corresponde, desde el principio...




Una práctica muy común en todo el mundo durante mucho tiempo ha sido darles las sobras de la comida. Personalmente he sido testigo de que, aparentemente, viven bien y mucho tiempo comiendo de esta forma. Sin embargo, haciendo memoria, recuerdo que habían días en que a esta mascota se le revolvía el estómago y se le veía comiendo hierbas. Sus desperdicios tampoco eran constantes. Variaban mucho de color y eran muy olorosos.

Los perros tienen un sistema digestivo muy diferente al del ser humano. Existen condimentos que consumimos que sus estómagos no toleran. Aunque son adaptables a las comidas y aparentemente no les hace nada, son muy propensos a tener una torsión gástrica.

Los balanceados son la opción más práctica, sana y completa que hoy podemos darles. Pero no todo lo que brilla es oro.

Existe una categorización que se ha hecho universal en cuanto a la “calidad” del balanceado. Están los “Súper Premium”, los “Premium” y los “Comunes”. Y al referirme a la calidad, podrán suponer que los Súper Premium son los mejorcitos en cuanto a ingredientes y elaboración. Los Premium son un intermedio y los Comunes los más bajos en calidad.

Ahora debemos formularnos la siguiente pregunta ¿Qué es lo que queremos conseguir con nuestro perro? Si será de compañía, si queremos tenerlo como mascota en la casa, que haga algún deporte, o para exposiciones de competencia y que sean reproductores.

El desarrollo de nuestro canino se verá afectado en su crecimiento, en cierto grado, por el tipo de balanceado que le demos. Pero también depende de la genética estructural de sus ascendientes. Si será una mascota de la casa o perro de compañía se le puede proporcionar un alimento Premium o, solo contadas marcas de las comunes.

Si nuestro amigo practicará deportes o en el futuro participará en exposiciones y será un reproductor/a, es recomendable darle un alimento Súper Premium.

La pregunta del millón ¿Qué marca comprar? Muchas marcas que vemos en la TV y que nos pintan que son las “más ricas” o “las que ellos quieren” no siempre son las más completas si hablamos de balance nutricional. Inclusive las Súper Premium tienen ingredientes que no llenan mis expectativas.

Si miramos al dorso de los paquetes, en la parte de los ingredientes, encontraremos que casi todos los balanceados tienen granos. Los granos son baratos como materia prima y es lo que más satisface. Pero los granos como el maíz, afrecho, trigo, etc no son 100% digeribles para nuestros amigos (el arroz es el más digerible de todos para ellos). En algunos casos también utilizan granos no enteros, algo así como un “subproducto del grano”. Inclusive llegó a sorprenderme que productos Súper Premium los tuvieran como primeros ingredientes y en gran cantidad. Me dije: “no son pollos, son perros”. Todos sabemos que los perros son esencialmente carnívoros, pero que también comen algunas frutas e inclusive algunas hierbas.

Uno de los componentes fundamentales para el correcto crecimiento de los músculos es la proteína. Pero el mejor alimento será aquel que tenga como fuente de sus proteínas y otros ingredientes productos de primera mano. Los subproductos y las harinas de subproductos son sobras del mercado alimenticio humano. Puede que el balanceado tenga un buen porcentaje de proteína para el crecimiento de tu cachorro, pero las fuentes de esa proteína sean de restos de pollo, incluyendo picos, plumas, tripas y quien sabe que otras cosas, o en el caso de la carne vacuna, todas sus menudencias.

Es por eso que el mejor balanceado que le podemos dar es siempre aquel que se produzca con materia prima de primera mano, no de segunda ni de tercera. O sea, que la materia prima con que se elaboran esos productos debería ser apta para el consumo humano, y no elaboradas a base de desperdicios.

Fuentes como carne vacuna, pollo, pescado, bisonte, siervo, algunas frutas, algunas hortalizas como la papa sería lo ideal. Parecería que pedimos demasiado pero es lo mejor para una buena alimentación. Inclusive la sintetización y cocción de las mismas influyen. He leído que hay balaceados cocinados al vapor.

Sí existen productos con estos ingredientes de primera calidad. Lastimosamente aquí en Paraguay no hay de esas marcas que traen productos naturales de primera mano. Si las hay en Europa, Norteamérica y Centroamérica. Algunos Súper Premium que se comercializan por estos lares si tienen ingredientes de primera mano pero lo complementan con muchos granos, lo he comprobado personalmente. De todos modos son lo mejor que podemos encontrar y no he escuchado problemas gástricos con los Súper Premium más conocidos.

Lo que si puede ocurrir con tu mascota es que tal vez no le guste el sabor de una u otra marca, por lo que tendrás que cambiar. Y al cambiar de un balanceado al otro, lo tienes que hacer gradualmente y no de golpe, mezclando tu balanceado que dejarás de usar con el nuevo por varios días, aumentando de a poco el nuevo. Si no haces esto, crece el riesgo de que tu mascota pueda tener una torsión gástrica.

Los que puedan comprar los Súper Premium que se comercializan por aquí, que lo hagan. Es lo mejor que pueden darle a sus cachorros. Y digo “los que puedan” porque sus precios también son “súper premium” y solo se venden en las veterinarias, no hay en los supermercados, porque esa es la política de estas empresas de comida canina.

En mi caso con Nienna le estoy administrando un balanceado Premium, de producción nacional. Es lo que puedo comprarle por ahora, por eso me las tuve que ingeniar. Este producto que le doy tiene fuentes de primera calidad y algunos de segunda mano. Los principales como las fuentes de proteínas son de primera. Contiene grano pero no es maíz, es arroz. También tiene leche en polvo de primera calidad entre sus ingredientes principales. Algunos criadores de Pastor Alemán de aquí me lo habían recomendado y pude ver buenos resultados en sus perros.

También aplico el siguiente método: una, dos o en ocasiones más veces a la semana, se cocina pollo, carne o pescado para toda la familia. Por lo general se cocina al horno, al vapor o hervido para que sea lo más sano posible, tengo una nutricionista a mi lado. Antes de condimentar lo corto en trocitos y esto lo mezclo con el balanceado de Nienna. Entonces tenemos que las fuentes de esas proteínas son de primera mano y refuerzan a los del balanceado.

Es cierto que este método es un poco “impráctico” para la gente que no tiene tiempo, pero a mi me resulta porque no es que cocine aparte para el perro (lo que generaría más gasto en el calculo final), sino que de la comida familiar de alguna forma Nienna también participa.

Gente con más experiencia me ha dicho que no hay que darles hueso de pollo cocinado, ya que al cocer se vuelven más duros que cuando están crudos y es muy peligroso de que se les clave o tranque al tragar.

Una última recomendación, siempre es importante respetar la medida a suministrar indicada al dorso de los paquetes del balanceado para evitar indigestiones y/o sobre peso.

Bueno, espero que les haya servido mi experiencia. Si recuerdo algún otro detalle sobre este tema lo voy a agregar.