HISTORIA DE LA RAZA Y CURIOSIDADES


Para encontrar el origen del Pastor Blanco Suizo, y comprender qué clase de perro es y para qué se desarrolló, debemos de remontarnos a varios siglos atrás en el tiempo, y a la zona geográfica que comprende la actual Alemania y alrededores.

Dada la importancia del perro en las labores de pastoreo, se van desarrollando diversos tipos de perros pastores que podían diferenciarse a grandes rasgos según la zona en la que operaban, si bien su pelaje podía ser de lo más variado en cuanto a textura, longitud y color, siendo muchos ejemplares de color blanco completa o parcialmente. Así, en las zonas montañas del sur se desarrolló un tipo de perro pesado y compacto, fuerte. En las llanuras del norte eran de un tipo más pequeño, ágiles y de trote largo. En el centro podría decirse que se mezclaban estas dos clases dando lugar a un perro de pelo largo.

Sin embargo, todos estos perros, al margen de su apariencia exterior, tenían algo en común. Eran perros inteligentes, muy capacitados para efectuar su trabajo, sólidos y muy resistentes.

Con el tiempo comienzan a formarse grupos de aficcionados que incluso llevaban sus propios registros de crianza y colaboraban con otros grupos similares. Cuando un perro destacaba especialmente, era usado extensamente para reproducir seleccionando a los cachorros que más se asemejaran a su padre. Así con el paso de los años llegó a haber una tosca homogeneidad de perro pastor que se mostraba capaz de trabajar bien bajo cualquier condición.

Un vistazo a aquellos primeros libros de orígenes, ya nos muestran la presencia de Pastores Blancos desde 1882. Uno de estos, era un perro nacido en 1879 llamado "Greif". Es muy importante este dato ya que llegó a ser el abuelo paterno de un cachorro nacido en 1895 al que llamaron "Hektor Kinksheim". Con el tiempo llegó a ser un perro que destacaba por su inteligencia, flexibilidad, potencia, firmeza y resistencia.

Fotografía de un periódico alemán de un hijo de Greif publicada en 1906

Un 3 de Abril de 1899, la vida de este perro de color amarillento y gris, similar a un lobo, se cruzó con la del Capitán de Caballería "Max Von Stephanitz". Ocurrió en la ciudad de Karlsruhe, durante la celebración de una de las primeras exhibiciones caninas de todas las razas. Stephanitz acudió acompañado de su amigo Arturo Mayer, ya con el firme propósito de estandarizar el perro pastor. Fue entonces cuando vió a Hektor, inmóvil, en pie, tranquílamente al lado de su entrenador. Cuando el Capitán y su amigo le abordaron, éste les explico que "Hektor" no era un perro de exhibición, si no un pastor de trabajo. Este conformaba el ideal de Stephanitz quien no se resistió a comprarlo. Fundó la "S.V." (primera asociación del pastor alemán) y con el Registro nº 1 inscribió a "Hektor"al que le cambió el nombre por el de "Horand von Grafrath", siendo así el primer Pastor Alemán de todos los libros de orígenes.

Max Von Stephanitz (Diciembre 1964 - Abril 1936)

El Club del perro Pastor Alemán dirigía con firmeza la crianza de la nueva raza, siguiendo siempre la voluntad del Capitán Stephanitz, cuyas órdenes aceptaban sin protestar el resto de criadores. El 29 de Septiembre de 1899 se aprueba el primer stándard de la raza, que sería retocado levemente en 1901, 1909 y 1930 aceptando siempre a perros de color blanco. En un principio este stándar no valoraba la belleza, al considerarla algo secundario ligado a lo realmente importante que era la estabilidad mental y utilidad de los perros. Con un programa muy riguroso de cría endogámica, se concentraron sus grandes virtudes y se reforzó el tipo de este perro. Stephanitz tenía un lema:"utilidad e inteligencia", por lo que despreciaba los ejemplares cobardes o sanguinarios frente a los sanos, fuertes y cumplidores, compañeros trabajadores y amigos del hombre. Su obra escrita y de docencia fue extensa, destacando la obra "El perro pastor alemán en palabras e imágenes", considerada durante muchos años la "Biblia" de la raza y aún de interés hoy en día. El buen trabajo del Capitán, convertido además en juez e inspector de la raza, hicieron posible su gran expansión que rompió todos los moldes de la época.

El libro "The German Sheperd, historia y genética" escrito por el Dr. M. Willis, nos cuenta que en aquellos primeros años hubo una gran cantidad de pastores de color blanco, en parte porque los pastores los preferían a los de otros colores al poder distinguirlos con más facilidad de los lobos en la noche. Uno de estos fue la hembra "Blanka von Riedekenburg" quien en el año 1909 fue considerada la mejor reproductora de la época, siendo uno de sus hijos "Erik von Grefenwerthj", gran campeón de la S.V. y de EEUU en 1920. Pero esto no fue la excepción, ya que de los 30 perros considerados pilares de la raza durante los primeros 15 años, 18 de ellos reprodujeron cachorros blancos.

En Estados Unidos pronto fue aceptada esta raza, en parte de la mano de la Señora Ann Tracy quien importó a aquel país algunos ejemplares de las líneas más selectas. Suyo fue uno de los dos primeros perros campeones allí, ella fundó en 1912 en Nueva York la primera asociación de la raza del país, y en 1917 se inscriben en el American Kennel Club AKC los primeros Pastores Alemanes Blancos fruto de las numerosas camadas que reproducían este color. Un ejemplar así, de su propiedad, fue "Stoni", que formaría una extensa línea tanto en EEUU como Canadá, donde puede encontrarse en el pedigree de numerosos afijos. Mientras en Minnesota, H. N. Hanchett, importó a partir de 1920 desde Alemania pastores blancos nacidos en los más prestigiosos criaderos como "v. Oeringen", "Strong Heart" o "Rin-Tin-Tin" entre otros.

Ana Tracy con sus pastores alemanes blancos

Un gran punto de inflexión aparecería apenas una década más tarde, cuando muchos miembros del partido nazi tambien integraban las filas de la S.V. Pronto comenzaron a interferir en sus acciones y resoluciones al punto de amenazar al Capitán Max Von Stephanitz, padre de la raza, con recluirlo en un campo de concentración si no colaboraba con ellos. El momento culminante estallaría en 1933, cuando se excluye del estándar de la raza en Europa los ejemplares de color blanco, confundiendolos con los albinos y culpándolos de otros males que después se demostraría que estaban muy alejados del gen recesivo para el color blanco. Pero en aquella época tal decisión errónea marcaría la historia del Pastor Blanco. Dos años después el propio Stephanitz sería destituido y un año después, en 1936, falleció.

Pese a la persecución de que es objeto esta variedad de pastor alemán en Europa, en el norte de América parece gozar de buena salud. De hecho en 1964 se funda en Sacramento el primer club exclusivo de pastor blanco. La suerte de la raza en el Nuevo Continente corre suertes dispares. Así mientras súbitamente se prohibe la participación de pastores blancos en los circuitos del AKC debido a la influencia del club alemán en 1968, en Canadá no ocurría lo mismo cuando en 1980 se solicitó lo mismo del CKC, y allí sí se sigue permitiendo su participación libre en los circuitos.

Para esta época ya había comenzado el efecto "boomerang" de la raza con su regreso a Europa. Los primeros en regresar lo hicieron en 1971 en Suiza y Dinamarca, diez años después lo harían nuevamente en su nación madre, Alemania, y progresivamente en el resto de Europa. Por aquella época se le llama "Pastor Americano-Canadiense", nombre que empezó a utilizarse desde 1983. La primera Sociedad Canina en abrir su Libro de Origen a estos perros fue Suiza en Junio de 1991, en 1992 lo harían los Países Bajos y luego la República Checa, Austria y Dinamarca. Francia y Alemania seguían negandose a reconocerlos bajo ningún nombre, no obviando que era el mismo perro de pastor alemán blanco que ellos habían prohibido y que les llegaba ahora incluso con menos taras genéticas que su pastor actual. A partir de 1998 estos países que reconocían la raza lo hacen bajo el nombre abreviado de Pastor Blanco. Respaldan a estos perros asociaciones por todo el mundo como WAWSO (World Association of White Sheperd Organization) o la IWSF (International White Sheperd Federation), que agrupan los clubes de varios países.

El 05 de Abril de 1996 la FCI (Federación Cinológica Internacional) aún no reconoce esta raza, sin embargo ese día nacía en el norte de América bajo el cuidado de la señora Burch, el macho "Lobo", que un año después llegaría a Suiza y es considerado hoy como el padre de esta raza en aquel país. Siguiendo con el empeño de que finalmente se reconozca esta raza por la FCI a nivel mundial, la Sociedad Canina Suiza comienza el complejo protocolo que se requiere para ello. Presenta un estándard preciso, publicado el 26 de Noviembre de 2002. Lo acompaña un Libro de Orígenes con al menos 8 líneas de sangre completamente diferentes, sin ningún ancestro común en sus pedigrees completando tres generaciones. Y finalmente realiza un pedido formal de reconocimiento de la raza. Todo esto sirve para que finalmente en Enero de 2003 la FCI reconozca esta raza de forma provisional con el Nº 347 y el nombre de Pastor Blanco Suizo (Berger Blanc Suisse ó Weisser Schweizer Schâferhund, según el idioma).

Fuente: Pablo Casal de Regius kennel
             Gijón, España.